SEGUNDA EDICION DEL BICENTENARIO

SEGUNDA EDICION DEL BICENTENARIO
Se encuentra disponible la segunda edición DEL BICENTENARIO del libro "MANUEL BELGRANO: RECUERDOS DEL ALTO PERÚ"


A mi hija Victoria.




"Mi música no suena sólo para los victoriosos

Sino para los derrotados y los muertos también.

Todos dicen: es glorioso ganar una batalla.

Yo digo que también es glorioso perderlas,

Pues se pierden con el mismo coraje con que se ganan.

(...)

¡Viva por los generales que perdieron el combate

Y por los héroes vencidos!

Los incontables, ignotos héroes,

Tan valiosos como los más grandes de la Historia."



-Walt Whitman



"Mucho me falta para ser un Padre de la Patria, me contentaría con ser un buen hijo de ella". -Manuel Belgrano


MANUEL BELGRANO

MANUEL BELGRANO
Al comenzar la Campaña tenía 42 años. Contrariamente a lo que se cree, era de contextura robusta, pese a sus múltiples enfermedades


PROLOGO A LA SEGUNDA EDICION (Editorial Dunken)



"La celebración del Bicentenario es inmejorable excusa para la segunda edi­ción de estos "Recuerdos del Alto Perú", que hace tiempo escribí como testimonio de admiración hacia la figura de Manuel Belgrano, el más humano de nuestro pro­ceres y uno de los hombres más significativos del movimiento emancipador. Los grandes dilemas que Belgrano percibió y afrontó siguen vigentes. La "Libertad" por la que luchó -que no era otra cosa que el respeto por los derechos que hoy conocemos con el nombre de "humanos"- es una realización todavía frágil, después de haber sufrido ignominiosas dictaduras que pisotearon hasta la dignidad más elemental de nuestros pueblos. Nótese cuan frágil es esta conquista que doscientos años después (parece mentira) pululan las campañas mediáticas que intentan des­acreditar esos derechos y libertades que Belgrano defendió, responsabilizándolos de la delincuencia y haciendo llamados —en nombre de la "seguridad "— a favor de la pena de muerte, la represión, la tortura y otros disparates por el estilo. ¡Algunos medios de comunicación tienen hoy una ideología anterior a la Asamblea del Ano XIII! La "Independencia", que Belgrano se propuso como objetivo, aún está pen­diente de afianzamiento. Todavía no hemos conquistado esa "Segunda Indepen­dencia" de que hablaba, clarividente, José Martí, cuando advertía que, derrotado el Imperio Español, se cernían sobre América del Sur otras garras imperiales no menos codiciosas. Hoy como entonces, las oligarquías contra las que combatió Belgrano siguen ofreciéndose a los dominadores foráneos para hacer el trabajo sucio de embaucar y reprimir a sus pueblos. Sin embargo, algo se avanzó también. Doscientos años después, tenemos al fin en América del Sur un puñado de países que, con aciertos y errores, comienzan a transitar el arduo camino de la unidad; esa unidad tantas veces frustrada, cuya necesidad tan bien comprendía Belgrano y por la que trabajaba ya en aquellos tiempos remotos. Por primera vez ha llegado a la Presidencia de Bolivia -la tierra por cuya libertad tanto peleó Belgrano- un hijo de los pueblos originarios, haciendo resonar una voz auténtica y un mensaje diferente, que reivindica las antiguas culturas. ¡Qué orgulloso estaría Belgrano de ver a Evo Morales en el Palacio Quemado: él, que tanto bregó por el reconocimiento de los derechos de nuestros hermanos indígenas, y que tan cruelmente fue satirizado por los sabihondos de Buenos Aires, quienes lo denostaban en la prensa y en los salones (con el impertérrito racismo de nuestras pequeño burgue­sías) acusándolo de querer llevar al poder a un "indio de patas sucias"! Belgrano fue un precursor del indigenismo y de muchas otras cosas: como la ilustración de la mujer, la idea de un desarrollo económico nacional, la defensa de lo que hoy llamamos medio ambiente, la educación, la promoción de las ciencias y las artes. Humanista brillante, uno de los hombres más cultos de su tiempo, fue también, como militar, un jefe humanitario y sensible, justo con sus tropas, generoso con los enemigos, magnánimo y modesto en el triunfo, firme "como la roca del mar" incluso en las peores derrotas. Belgrano tuvo una concepción predominantemente nacional, en la que lo nacional equivalía a lo americano, y siempre antepuso los intereses de la Patria a los de los partidos, sectores o individuos. Su vida fue el mejor ejemplo de ello.

"Esta Segunda Edición "del Bicentenario" -que no hubiera sido posible sin ¡a ayuda de mi compañera, Soledad Benítez- contiene modificaciones de detalle y redacción. Preferí, no obtante, no "modernizar" expresiones tomadas del propio Belgrano, conservando el "sabor de época".

Banfield, febrero de 2010. "




LA PUERTA DE LIMA

LA PUERTA DE LIMA
-Canoas de totora de los indígenas en el Titicaca. Este lago era la puerta de acceso a Lima: el objetivo final –nunca alcanzado- de la campaña libertadora de Belgrano.

INDIGENISMO

INDIGENISMO
-Ídolo en Tiwanacu, centro ceremonial de la antigua cultura aymará. Belgrano reivindicó a los nativos como “los primitivos dueños de la tierra americana”, y promovió el reparto de tierras a las comunidades aborígenes y su dignificación.

BENDICION APOSTOLICA

BENDICION APOSTOLICA
Dias pasados estuve en el Vaticano y le deje al Papa mi libro MANUEL BELGRANO RECUERDOS DEL ALTO PERU con una dedicatoria que incluia un demasiado familiar "abrazo belgraniano". Temi que esa excesiva familiaridad no cayera bien pero me equivoque. Acabo de recibir esta hermosa esquela del Vaticano con su Bendicion Apostolica. gRAICAS FRANCISCO!

domingo, 17 de febrero de 2013

BATALLA DE SALTA, TRIUNFO DE LA INTELIGENCIA, EL CORAJE Y EL AMOR

BATALLA DE SALTA: TRIUNFO DE LA INTELIGENCIA, EL CORAJE Y EL AMOR de Javier Garin, el domingo, 17 de febrero de 2013 a la(s) 12:34 · En el Bicentenario de la Batalla de Salta -cuyo desarrollo relato con extensión en mi libro MANUEL BELGRANO, RECUERDOS DEL ALTO PERU-, quiero destacar algunas cuestiones muy significativas que ese gran triunfo patriota ofrece a la reflexión de la posteridad: 1) EL TRIUNFO MÁS COMPLETO DE LA GUERRA REVOLUCIONARIA: Si la Batalla de Tucumán fue -como vengo sosteniendo- la más importante de la emancipación librada en territorio rioplatense, por su impacto político, la de Salta fue el triunfo más completo obtenido por los patriotas. Ambas batallas (mal que les pese a sus denigradores) fueron dirigidas por el gran general revolucionario Manuel Belgrano. En Salta murieron 103 patriotas, pero se perdió TODO EL EJÉRCITO REALISTA: 17 jefes y oficiales tomados prisioneros en batalla, 481 muertos y 2776 rendidos. Desde el General Pio Tristan hasta el último soldado debieron entregar vergonzosamente sus armas (Belgrano excusó a Tristan de este penoso deber) y prestar juramento de no volver a tomarlas contra la Revolución americana. Nunca hubo una victoria mayor. Pero claro: ¿para qué enseñarles a los niños este gran triunfo, si no aporta nada al mito del "gran militar salvador"? Belgrano era un patriota civil: entonces hablemos del combate de San Lorenzo, que, aunque no tuvo ninguna importancia, sirve para mostrar en accion a un "verdadero militar" y no a ese "general improvisado" como los detractores todavía hoy llaman a Belgrano... 2) UN TRIUNFO DE LA INTELIGENCIA ESTRATÉGICA DE BELGRANO: Si en la acción de Tucumán el propio Belgrano atribuye todo el triunfo a sus subordinados y al pueblo, y, con su modestia habitual, sólo se reserva el mérito de la decisión de combatir y de las directivas generales, no cabe duda de que la victoria de Salta es resultado directo de su capacidad como general. El resultado no hubiera sido seguro a no ser por la resolución de Belgrano de cambiar el campo de batalla, que se le presentaba muy desfavorable ya que, por el camino desde Tucumán, estaba obligado a presentarse por el Portezuelo, fuertemente defendido por los realistas y con la desventaja del declive que exponía a las lineas patriotas al fuego de la artillería enemiga. El salteño José "Chocolate" Saravia le informó, poco antes, que existía un camino alternativo por la quebrada de Chachapoyas, el cual no era usado pero resultaba practicable, aunque con dificultad. Dicho camino desembocaba en el Campo de Castañares, al norte de la Ciudad. Al seguir el mismo, Belgrano engañó y desorientó al enemigo, le cortó la retirada hacia Jujuy y planteó la batalla en un terreno más conveniente. Dice la tradición que Tristan, enterándose tarde de que los patriotas estaban al otro lado del cerro San Bernardo, al norte y no al sur como él creía -movimiento encubierto por hábiles maniobras de distracción-, exclamó incrédulo: "sólo que fuese pájaros" Los patriotas no eran pájaros, pero tenían un general estupendo que los guió a través de aquella quebrada en medio de un impresionante diluvio. El resto de la acción fue obra del valor criollo. Pero el triunfo ya estaba asegurado con la marcha estratégica. Despues vienen los denigradores habituales, que dicen: "esta batalla la ganó Fulanito o Menganito". Tonterías. La ganó el planteo inspirado de Belgrano. 3) TRIUNFO DEL CORAJE: Por supuesto que hubo bravos combatientes como Manuel Dorrego y Cornelio Zelaya, cuyo extraordinario valor contribuyó a afianzar el resultado, o como el comandante Superi, cuyo poncho celeste, agitado a falta de bandera desde un campanario, anunció el éxito patriota a los que estaban fuera de la ciudad. Los cultores de la mitología federal hablan de la actuación de Dorrego como si hubiera sido el único valiente. Sabemos que no fue así. ¿Y qué decir del gran Belgrano? Coraje a toda prueba. Amaneció ese día tan maltrecho por sus muchas dolencias, postrado y con vómitos de sangre, que hizo preparar una carretilla tirada por caballos para el caso de no poder montar. La carretilla no fue necesaria. 4)TRIUNFO DE LA HUMANIDAD Y EL AMOR. Lo que hizo más grande a Belgrano ese día, lo que lo distinguió de todos los generales pasados y futuros que tuvieron a su cargo acciones de guerra, fue su gran humanitarismo. Aun victorioso, quiso frenar tanta muerte inútil y tanta sangre de americanos. Téngase en cuenta que el Ejército realista no estaba formado por europeos: hasta su general era americano y la mayor parte de sus hombres provenían del Perú y el Alto Perú, pueblos que Belgrano se proponía liberar. En vez de dejarse llevar por el deseo de glorias guerreras ("No busco gloria sino la union de los americanos", decía), Belgrano decidió otorgar a los realistas una capitulación honorable. Esta medida fue muy criticada por quienes, como observaba irónicamente Belgrano, "están lejos de las balas, no ven la sangre de sus hermanos ni oyen los clamores de los infelices heridos". En carta a Chiclana comentaba que todos los días recibía cartas en la que le reprochaban "no haberlos hecho degollar a todos" los vencidos... Matar a los derrotados, dejar los muertos sin sepultura y clavar cabezas en las columnas miliares de los caminos eran prácticas comunes de los realistas. Del lado criollo, tampoco faltaban los militares sanguinarios. Entre los críticos de Belgrano se anotaron un lider federal como Dorrego y un historiador unitario como Mitre. A la hora de ser sanguinario, no había diferencias entre unitarios y federales, que llenarían la tierra de sangre fracticida en los años posteriores. Belgrano, como político superior que era, y como hombre de corazón, no estaba dispuesto a degollar a dos mil setecientas personas. Y como no podía mantener prisionero un número tan grande, decidió liberarlos bajo juramento. El amor es más efectivo que la crueldad y la violencia. Esta medida de Belgrano tuvo un éxito impresionante al cimentar la causa patriota demostrando que la Revolución estaba guiado por más nobles fines. Sólo trescientos juramentados rompieron el juramento. Y los demás se convirtieron en simpatizantes y propagandistas de la causa revolucionaria, provocando con su prédica subterránea la mayor deserción registrada en las filas realistas desde el comienzo de la guerra. Además, Belgrano mandó rendir honores a los muertos de ambos bandos y recibir cristiana sepultura, como acostumbraba. Nada de degüellos ni cabezas cortadas ni cadaveres abandonados. ¡Compárese a este General humanista con los sanguinarios jefes unitarios y federales que despues vinieron, expertos en cortar cabezas de compatriotas! ¡Compáreselo con el bárbaro Mitre, asesino de paraguayos, o con el bárbaro Roca, asesino de indios! Y ni qué hablar de los bestiales genocidas que vinieron después... ¿Se entiende ahora por qué la educación argentina, manipulada por el Partido Militar y sus acólitos civiles durante décadas, denigró a Belgrano y lo presentó como débil, hjomosexual, inútil y todas las mentiras que sobre él se dijeron? Claro, si hubiera sido un salvaje asesino, seguramente lo habrían considerado un "buen militar". Ser humanitario y respetuoso de la vida no es un buen ejemplo...

1 comentario:

Eladio González Rodríguez -Toto dijo...

Hola Javier, muchas gracias por el baño de emoción patria que tu artículo me brindó. La actitud humanista de Belgrano para con sus prisioneros me hizo recordar a Ernesto Che Guevara liberando a sus prisioneros sin maltratarlos, solo haciéndoles jurar que no se volverían a enfrentar con los revolucionarios. Asi como lo de don Manuel el estratega, salvó innumerables vidas y generó una mirada política de los soldados realistas en pro de la independencia, lo de el rosarino Ernesto ofició de imán para que los hijos de los campesinos cubanos se sumaran a los barbudos luchadores por la libertad de Cuba.
Tu artículo sobre nuestro patriota don Manuel me hace sentir dentro mío muchas voces que gritan ¡ Viva la Patria ! y hoy gracias a tus precisiones históricas que muchos nos vienen ocultando desde siempre, entiendo que significa ¡ Viva la América Morena ! Eladio González toto director Museo Ernesto Che Guevara de CABA.

EN PLAZA DE MAYO DURANTE PROYECCION DE FILM

EN PLAZA DE MAYO DURANTE PROYECCION DE FILM
Garin estuvo presente firmando ejemplares y conversando con el público durante la proyección del film "BELGRANO" en Plaza de Mayo, oportunidad en la que resaltó que el prócer luchó por la Libertad de todos los pueblos de América y peleó tanto a favor del Alto Perú (actual Bolivia) como de Argentina. Quienes utilizan su bandera para un discurso xenófobo en contra de los bolivianos y paraguayos insultan a Belgrano y a San Martín"

EN LUJAN

EN LUJAN
Durante la proyección de film "BELGRANO" frente a la Basílica.

EN BURZACO

EN BURZACO
Encuentro con lectores durante la proyección en el Partido de Alte. Brown.

EN SAN VICENTE

EN SAN VICENTE
Durante la proyección en la estacion de San Vicente.

EN MORON

EN MORON
En la plaza San Martín de Morón, oportunidad en que Garin firmó ejemplares al público y obsequió un libro al Intendente Ghi.

EN BRANDSEN

EN BRANDSEN

EN MORENO

EN MORENO
Jóvenes miltiantes posan junto a cartel durante proyeccion.

EN UNIVERSIDAD DE JUNIN

EN UNIVERSIDAD DE JUNIN
Junto a Patricio Griffin y Gustavo Traverso en la UNNOBa, durante la charla organizado por familiares de detenidos y desaparecidos de Junín.

EN UNNOBA

EN UNNOBA
Gran cantidad de público y jóvenes en charla sobre Belgrano y la Memoria.

Dia de la Memoria en Junin.

Dia de la Memoria en Junin.
Garin junto a Olga y Gladys Prieto de Junin y las fotos de las marchas contra la dictadura en la Plaza de Junin. Dia de la Memoria.

EN PERGAMINO

EN PERGAMINO

EN LA BOCA

EN LA BOCA
en la proyección de la película Belgrano detrás de la Bombonera.

EN CORDOBA

EN CORDOBA

EN ROSARIO

EN ROSARIO
En el Monumento a la Bandera, junto a su director el Dr. Carrillo Abascay durante el 2do Encuentro Nacional Belgraniano.

EN QUILMES

EN QUILMES
Garin disertó sobre la lucha belgraniana por la libertad de Sudamérica y los derechos humanos por invitación del Instituto Belgraniano de Quilmes-Berazategui.

EN QUITO

EN QUITO
Garin hizo entrega al Presidente Correa de Ecuador de sus libros sobre Belgrano y Monteagudo.

FIRMA DE EJEMPLARES

FIRMA DE EJEMPLARES
En la feria del libro de Berazategui, invitado por el Instituto Belgraniano de Quilmes-Berazategui, y en Ezeiza, Garin presentó sus trabajos sobre Belgrano y Monteagudo.